Jesús Herrero Velázquez (17/05/1944 – 27/10/2019) Creyente, Visible, Activista y LGTB.

Una semana triste ha caído sobre los creyentes y espirituales LGTB de Madrid y de diferentes partes del mundo.
Jesús Herrero ha fallecido.
Nació casi al final de la Segunda Guerra y creció dentro del franquismo. Nació 46 años antes de que, el mismo día de su cumpleaños, se declarara “Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia”. Estos avances aligeraron un poco el peso de la homofobia internalizada.
Como el nos ha contado en una de las tantas entrevistas nacionales e internacionales en las que ha participado: “Acepté mi orientación ya casi con 60 años. Me habría gustado envejecer junto a alguien pero no podía decir: ‘Mi novio’. Era ‘el amigo con el que vivía’. Cuando ya no tuve que esconderme más resultó que ya era anciano”.
Los siguientes 15 años de vida caminó superando muchísimas barreras, externas e internas, pero la discriminación sufrida durante tantos años por ser LGTB fue un aguijón en la carne que continuo acompañándolo.
Pero Jesús también descubrió la fe y el amor de, y hacia, Jesús de Nazaret. En otra entrevista nos dijo: “Es tan “religioso como marica”, asegura. Estudió Filosofía y Teología en un seminario de Francia, su sueño era ser misionero en África pero le expulsaron por ser gay: “Me dijeron que era muy nervioso. Sutilezas”. Su orientación sexual fue durante décadas como vestir de luto y guardar silencio.”
Como LGTB se acerco tímidamente a Cogam (Colectivo Gay de Madrid) pero una luz que ya había crecido en su alma también le demandaba atención. Su ser creyente le pedía la reconciliación con su orientación sexual. Fue entonces que comenzó a participar de la Iglesia de la Comunidad Metropolitana en España (Una Iglesia cristiana lgtbfriendly con más de 400 comunidades en 40 países y que recién comenzaba su incursión en España). En ese tiempo a cargo del Pastor Brian y con poquísimos participantes. Era el comienzo de su visibilidad y activismo como creyente LGTB. Años más tarde acompañado por el Pastor Alejandro, y con toda la ilusión, se haría Diacono de esta comunidad.
Jesús desarrolló un activismo de pequeñas cosas y de presencia. Se definia como cristiano, ecuménico e intereligioso (Todxs tienen su lugar en la casa de Madre y Padre). “Mi espiritualidad es un pequeño dialogo, un pequeño contacto, una pequeña oración sin más trascendencia y luego una acción a través de ciertos grupos de los que formo parte” nos decía.
Conoció y se incorporo a Crismhom (Cristianos/as de Madrid homosexuales +) donde desempeño un importante trabajo en las comisiones de acogida, ocio y cultura y, fundamentalmente, en la comisión de Liturgia. No había celebración o evento donde Jesús no estuviese desempeñando esos trabajos que se hacen tras bambalinas. A quienes lo conocimos en esa época nos parecía que en él se encarnaba la palabra: “… que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha”.
También siempre había una palabra para aquellos llegados por primera vez. Pero sus “verdaderas” palabras también tenían destinatarios específicos: “No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos”.
Reconocía a los turistas espirituales de aquellos sedientos de fe y, sin discriminar, daba a cada uno aquello que necesitaba.
Era un ser con pinchos que escondía un alimento sabroso. Ya tenía una edad y una acumulación de sufrimiento que le ayudo a desprenderse del deseo de agradar, de las ideas de “santidad perfeccionista” y de tener que dar explicaciones a los demás. Ser quien realmente era fue su forma de caminar en su larga noche del alma.
Sus ojos se encendían, dejando traslucir su alma, cuando hablaba de las cosas de “su” Jesús de Nazaret y de la vida espiritual. Sabía encender el mismo espíritu y compromiso al alma que lo escuchaba. No solo consejos sino también collejas educando así al alma de quien lo escuchaba..
Fue hijo, hermano, tío, tío abuelo, padrino, etc. y fue “padre espiritual” de aquellos que lo rodeaban y a los que él se abría para entregar las “perlas”. También fue “madre” dando casa y comida a varios LGTB que eran perseguidos por su orientación sexual.
Siendo un mayor LGTB de Madrid, apenas abrió sus puertas la Fundación 26 de Diciembre (orientada a los mayores LGTB), fue uno de los primeros en sus filas y eventos. Así es como llevo las celebraciones de I.C.M. a la Fundación los días domingos.
Casi al mismo tiempo comenzó a aportar con su presencia a las actividades de la Sección Espiritualidad de Cogam. En los talleres de los domingos en la F26D, en la Iglesia Evangélica Española, en la sede de Cogam. Pero su mayor voluntariado en esta asociación fue tras bambalinas: aconsejar, marcar pautas, influir ánimos.
Cuando I.C.M comenzó a participar con la Iglesia Evangélica Española (I.E.E.) también Jesús Herrero ocupo un lugar allí. Y hasta una semana antes de su fallecimiento el banco del fondo de la Iglesia de la calle Noviciado 5 contó con su presencia los domingos.
Creyente, Visible, Activista y LGTB son pocas “etiquetas” para esta alma grande en el cuerpo de un hombre anciano.
“Acéptate. Sé quién eres. De hecho es aceptar la voluntad de Dios que te hizo así, que te quiere de esta forma.” – nos decía.
La muerte no es el final. No se extraña a quienes se ama. Se llevan dentro.
Hoy Jesús Herrero Velázquez nuestro recuerdo y agradecimiento por tu constante visibilidad creyente y tus aportaciones a diferentes asociaciones LGTB.
Os dejamos con sus palabras finales en cada celebración que organizaba: “QUEREOS MUCHO, NO DESCUIDÉIS LA ORACIÓN, ESTAD ATENTOS UNOS DE OTROS”.

Sección Espiritualidad de COGAM

Día de la Diversidad Religiosa y Espiritual

COMUNICADO 24 DE JUNIO

Día de la Diversidad Religiosa y Espiritual.

Tal día como hoy, en 2013, el Consejo de Asuntos Exteriores de la UE adoptó dos líneas directrices: una, para la «promoción y protección de la libertad de religión y creencias» y otra para la «promoción y protección del disfrute de todos los derechos humanos por las personas lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersex (LGTBI)>>. Este año nos complace presentar nuestra primera campaña con motivo del 24 de junio, que desde FELGTB hemos designado como el “día de la Diversidad Religiosa y Espiritual” de nuestro colectivo.

En este día las personas creyentes y espiritualesLGTBI queremos mostrarnos orgullosas de nuestra doble realidad como miembros del colectivo LGTBI y como personas que viven una realidad espiritual, sea a través de una religión o no. Y nos sentimos parte de la riqueza y la diversidad que aportan los colores de cada una de nuestras letras.

Creemos que la dimensión espiritual es un ámbito del ser humano que lo define y lo guía en su manera de entender la vida y de vivir su propia existencia. Esta dimensión puede tomar la forma religiosa pero también de creencias laicas que se unen a propósitos éticos.

Esta forma de sentir y pensar, junto con comportamientos y acciones, consolida y llevan adelante la unidad esencial del individuo.

Somos conscientes de los mensajes LGTBIfóbicos que emiten muchas instituciones religiosas y, en concreto, en nuestro país, parte de la jerarquía de la Iglesia Católica. Este tipo de declaraciones dañan y fomentan la discriminación, el odio y la violencia hacia las personas LGTBI, lo cual contradice totalmente el mensaje de Amor que promulgan las religiones y las diversas espiritualidades. Continuar leyendo “Día de la Diversidad Religiosa y Espiritual”

“Si necesitas ayuda, en COGAM te entendemos” Campaña de difusión del Servicio de Información LGTB+ de COGAM.

 

El Servicio de Información de COGAM lanza la campaña “Si necesitas ayuda, en COGAM te entendemos”, orientada a difundir su servicio de Información LGTB+.

 

Información LGTB+ de COGAM lleva 27 años atendiendo consultas relacionadas con la orientación sexual, identidad de género, derechos legales y con la necesidad de socialización.

 

A pesar de los avances sociales y legales que estamos consiguiendo las personas LGTB, de la visibilidad, de las mejores en nuestra calidad de vida, el número de atenciones no desciende. En los últimos años las atenciones en Información LGTB+ se han mantenido por encima de las 2.000 anuales.

Continuar leyendo ““Si necesitas ayuda, en COGAM te entendemos” Campaña de difusión del Servicio de Información LGTB+ de COGAM.”

Taller de Mindfulness aplicado a situaciones de LGTBfobia

 

Sábado 25 de Marzo de 11:00 a 12:30hs.
Lugar: Fundación 26 de Diciembre. C/Amparo 27. Madrid.
Organiza: Sección Espiritualidad Cogam

Por las características de este taller se cierra la inscripción, para participar, el mismo día 1 de abril. A partir de allí el grupo queda cerrado para trabajar en intimidad los aspectos lgtbfóbicos.

La salida es hacia dentro. Descubriendo las llaves maestras.
Descripción del taller: ¿Por qué la salida es hacia dentro? Descubriendo una nueva forma de relacionarnos con nosotrxs mismxs en situaciones de LGTBI+fobia, basada en el conocimiento y aceptación de unx mismx. ¿Conoces cómo funciona la naturaleza de nuestra mente-emociones? Desarrollando una autoconsciencia amable y sin juicios, podremos comprender el funcionamiento habitual de la mente-emociones y disminuir el juicio y reactividad hacia mi experiencia interna. A través de meditaciones Mindfulness, prácticas de consciencia corporal y compartiendo nuestras experiencias, conoceremos nuestras llaves maestras, que nos permitirán desarrollar mayor confianza en nuestras propias capacidades y acciones, frente a las situaciones de LGTBI+fobia.       Dirigido a: Todas aquellas personas, que estén interesadas en descubrir una nueva visión, para relacionarse con las dificultades que se le presentan en situaciones de LGTBI+fobia , investigando desde la experiencia en primera persona. No es necesario tener experiencia previa. Imparte: Mara Domínguez
Lugar: Fundación 26 de Diciembre (c/Amparo 27. Madrid. Metro L3 Lavapiés, L1 Tirso de Molina).  Se pedirá aportación voluntaria. Solicita tu plaza en espiritualidad@cogam.es

Un día te “despiertas” y te das cuenta de…

   … que todo lo que antes era un mundo ahora es insignificante, tanto que hasta dejas de pensar en ello, que tu vida a partir de este momento ya no será igual, que tendrás que adaptarte a esta nueva realidad. Para ciertas cosas nunca estás preparado por más informado que estés sobre el tema o por más que tengas un caso cercano porque para esto nadie te prepara. 
    Lo primero que se te viene a la cabeza son ideas relacionadas con la muerte, el deterioro físico, enfermedades, hospitales, cómo decirlo (si decirlo), a quién, cuándo, cómo va a ser tu vida a partir de ahora; tantas cosas juntas que no te da tiempo a responder casi ninguna porque la incertidumbre y el miedo te ocupa todo el pensamiento. Te cuesta llamarlo por su propio nombre por lo tabú que es el tema y porque, al igual que otras enfermedades, el nombrarlo te suena a algo negativo cuando encima en este caso pasas a ser “seropositivo“, vaya contradicción.

A simple vista tener vih y ser seropostivo parece lo mismo pero es diferente porque en el primer caso tú serías (sólo) el vih y en el segundo serías la misma persona que eres pero portando un virus con el cual tienes que aprender a convivir desde este momento “para toda la vida” (de momento).

    
    Por un lado, te planteas quién te pudo haber infectado, cuándo, por qué te ha pasado a ti si piensas que no eres tan “promiscuo”; o que esto sólo le pasa a gente “mala”. Te preguntas si tienes que empezar a llamar toda la gente que has tenido relaciones en el último tiempo. Por otro lado, piensas  si lo tienes hace mucho tiempo, si tienes qué comenzar a tomar medicación, qué tipo de medicación hay ahora, si estás todo el día vomitando, si te saldrán manchas, si engordarás y a la vez si se te adelgazará la cara, si tienes que comentarlo en tu trabajo, a cada médico que vayas, etc. Lo mejor es informarte, saber dónde informarte, relacionarte con gente que esté en tu misma situación (sobre todo al inicio) que es quien mejor puede entenderte, y que la información esté actualizada porque actualmente se ha avanzado mucho en este tema. 
    Actualmente, se ha avanzado mucho en lo referido al vih en varios aspectos: medicación, asociaciones, la gente está más abierta e informada, etc. El aspecto social también es un gran factor con el que te enfrentas porque nos relacionamos con otras personas en diferentes ámbitos: trabajo, familia, amigos, deporte y, el más importante, el amor (que en un comienzo suele ser rollo/polvo/etc).
    Lo que más cuesta es saber si se lo tengo que decir a todo el mundo y en qué momento decirlo. En mi opinión, creo que lo mejor es decirlo cuando tú te sientas cómodo y seguro, y a las personas que realmente van a poder entenderte, apoyarte y van a sumar; porque ya bastante tienes para encima tener una nueva preocupación (y no pequeña) en tu vida de preocuparte por los demás. Cuando conoces a una persona que te gusta sientes que debes protegerlo como si fueras responsable de lo que le pueda pasar, de que lo puedas contagiar. Encima lo triste es que tu cabeza tiene tal mareo que el sexo pasa a un segundo plano. Como mecanismo de autodefensa te vuelves asexual por un tiempo y en lo que menos piensas es tener una posible relación afectiva. En mi caso particular, he pasado por diferentes situaciones: decirlo al inicio de conocer a una persona (la gente suele asustarse y salir corriendo), en unos meses y después de tiempo de conocerlo. Por experiencia creo que lo mejor es decirlo cuando te nazca (que a lo mejor es nunca) porque confiar a alguien algo tan íntimo e importante lleva tiempo. Además, por otro lado, tampoco le cuentas determinadas cosas al conocer a alguien, y viceversa.
    Es importante saber que no estás obligado a decirlo (ni por ley) a ninguna persona que no quieras, en el trabajo, cuando vas al médico o al dentista, es algo estrictamente personal y confidencial. Ninguna empresa puede hacerte una prueba del vih sin tener tu consentimiento firmado por escrito.
Lo bueno es que el tiempo es sabio y con el tiempo aprendes a normalizarlo, a relativizarlo y aprender a vivir con esta enfermedad crónica como cualquier otra, y hasta te das cuenta sólo que lo tienes cuándo tienes que ir al médico a una revisión o cuando quieres contárselo a alguien. El tener vih obviamente nadie lo desea pero lo principal es ver el lado positivo, que aunque en un primer comienzo es casi imposible verlo, luego te das cuenta que tiene muchas cosas positivas (aunque sea redundante). Entre ellas: maduras más de prisa (dejas de preocuparte por tonterías), filtras gente (para bien y para mal) más rápido porque ya tus necesidades son otras, médicamente estas más controlado porque la revisión periódica hace que te enteres de cómo está tu salud, etc.

Por último, quiero aclarar que esta opinión es totalmente personal y que cada persona es un mundo y lo vive de diferente manera. Lo importante es saber que la vida es muy corta y hay que vivirla lo mejor que uno pueda, porque es una sola.

Voluntario Grupo Información LGTB+