Hoy amanecimos menos

Una vez más nos ponemos en contacto con la muerte.

    Hoy casi todos lloran o rezan por Orlando o por “Pulse”… no por EEUU… Aparentemente es difícil decir “Todos somos USA“, como pasó con Francia.

    Paradójicamente asesinaron a 50 gay y gayfriendly que seguramente también los había… Casualmente era la noche del Reggaetón, la Bachata y el Merengue en la denominada “Latin Night“… NO es MENOR, la mayoría eran latinos… Un combo perfecto para cualquier fanático homofóbico, seguramente simpatizante de algún grupo terrorista, tanto da.
    Hay mucho loquito desquiciado enarbolando banderas que NO entiende y NO comulga. Loquitos que quieren trascender siendo ALGUIEN para alguien, cuando no pudieron ser NADIE para los cercanos.

    En un país en donde piden la misma cantidad de papeles y exámenes para comprar un arma o un vibrador, no es de esperar otra cosa que estos desenlaces… Ya van 173 tiroteos múltiples en lo que va del año y 15 en los que el presidente de EEUU sale a dar explicaciones. Escuelas, maratones, cines, boliches, etc. … Esta es la mayor masacre en EEUU después del 11 de setiembre … dicen… pero la que tenía el primer lugar hasta anteayer era un incendio provocado en un bar de Luisiana que dejo 32 gay muertos y 17 heridos …

    Cuanta más propaganda, más fanáticos y  más dispuestos a inmolarse por causas que creen nobles y que NO les pertenecen.

    Hoy son 50 Gay, digamos… y por cierto, no vi en Facebook la posibilidad de alterar la foto del perfil ni por la bandera gay, ni por la de EEUU, ni por nada… Ninguna leyenda sugerida… nada… y no esperaba un
#todossomosputos, pero algo y NO, NADA. Me fije en los acontecimientos de Francia y fueron 104 muertos… acá sólo 50. Será un tema de número? O será por la orientación del colectivo. Lo que sé, es que la bandera LGTB amaneció con la franja roja más ancha.

    Para variar los comentarios en las redes no tienen desperdicio… Testigos de algún Dios citando la Biblia para justificar esto y miles de palos en los comentarios a cuál de todos peor… Personas aclarando que los que murieron TAMBIÉN son personas (no hay insulto más terrible). Obama saliendo a solidarizarse con las victimas y cientos de comentarios tratándolo de mono musulmán por decir lo mas liviano… todos especulando que porque la familia del asesino es afgana, es terrorista y por tanto musulmán… El propio padre saliendo a decir que fue un acto homofóbico por un beso entre dos chicos unas semanas atrás en Miami, la ex mujer en los informativos diciendo que era golpeador y amante de las armas, Las últimas informaciones testificando que el atacante era gay reprimido, con perfiles en redes y asiduo del lugar, el FBI (que no pierde pisada) alegando la vinculación con grupos terroristas, ya de paso les da permiso para hacer algún mandado que se olvidaron en medio oriente…

    TODO SIRVE… Todos contra todos, todos sacando lo peor de todos, todos criticando la homofobia con frases racistas, xenófobas, misogenas, repitiendo estereotipos y mitos instaurados desde el desconocimiento, desde la ignorancia.


    Lo de hoy fue un CRIMEN de ODIO, por INTOLERANCIA… Se quiso MATAR la VISIBILIDAD uno de los derechos ganados luego de lustros de anonimato, MATAR el DERECHO a EXISTIR, a DISFRUTAR como cada uno cree que quiere… el derecho a SER FELIZ como quizá algunos pueden. Se quiso matar la bacanal, la fiesta, la lujuria, el templo en donde todos comulgamos en libertad, sin prejuicios y CONTENIDOS… El único lugar donde nos sentimos “normales”. 

    Leí por las redes ayer que el problema de los homosexuales es que empezaron a sentir ORGULLO. “Antes no molestaban, ahora se sienten orgullosos”… Antes éramos invisibles, ahora ya no. Seguramente ese es el problema, la visibilidad que altera la normalidad en la que muchos se sienten cómodos. Una visibilidad que altera la zona de confort de muchos. El EFECTO MARIPOSA que provoca un beso en Miami y 50 muertos a 400 km. de distancia. El poder de un beso visible, que no sería tal si supiéramos soportarnos, sostenernos, contenernos como especie humana que intenta sobrevivir parada sobre una roca en medio del espacio, en el medio de la nada.  O en el borde.

    En esta roca que estamos viviendo 50 putos no son más que 50 negros, ni 50 musulmanes, ni 50 chicas en una trata dentro de un contenedor, ni 50 bolivianos en un sótano confeccionando prendas de vestir, ni 50 mujeres asesinadas por celos, ni tantos otros colectivos invisibilizados que hacen fuerza para hacerse visibles… 50 no son mas y tampoco son menos…
    Estamos desempatizados… ya NADA nos conmueve, porque cuando se MAXIMIZAN todos los temas, se MINIMIZAN los temas importantes.

  Hoy amanecimos con un cantante menos y del cual nunca sabremos que nos quiso cantar, amanecimos con un decorador o estilista que no nos pudo deslumbrar con su arte, amanecimos con un escritor menos, con un abogado menos, con un albañil menos, con una diseñadora que nunca podrá mostrarnos su destreza, hoy AMANECIMOS MENOS.

    Lo IMPORTANTE no es #prayfororlando… acá NO hay que rezar mas nada… Acá hay que hacer… EDUCAR mejor, ETIQUETAR menos, INFORMARSE más, JUZGAR menos, EMPATIZAR mas, TOLERAR más, AMAR mas… odiar MENOS.

Visibilizarnos más.


Sólo sé que la comunidad gay es RESILIENTE… Va a salir de esta. Vamos a salir de esta.
Federico Beledo
Psicólogo social 
Montevideo / Uruguay

En la muerte de Robert Spitzer

El 25 de Diciembre de 2015 ha fallecido en Seattle (Washington, EEUU) el psiquiatra Robert Spitzer, que se distinguió en el desarrollo del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM en sus siglas en inglés).

 

  Desde 1966 trabajo en la modernización del DSM , al concentrarse en la cuantificación y análisis de síntomas y comportamientos. Uno de los primeros comportamientos revisados fue la homosexualidad, que en el DSM estaba considerada como una enfermedad mental. Spitzer consiguió, en 1973, alcanzar un compromiso para retirar la homosexualidad como enfermedad mental.
    Fue el presidente del grupo de trabajo del DSM-III en 1980 y estuvo vinculado al DSM-IV en 2003 y al DSM -V en 2013. La Organización Mundial de la Salud aceptó el criterio del DSM en 1990, cuando la institución recabó apoyos suficientes para oponerse a las corrientes integristas de diferentes religiones que tienen poder en muchos países, encabezados por los ochenta países que aun penalizan la homosexualidad de alguna manera, que se oponían a despatologizar la homosexualidad.
    El activismo de la Comunidad lgtb ha considerado siempre que esa pionera rectificación fue decisiva para iniciar una gradual transformación en la percepción de la homosexualidad por parte de la sociedad. Pero siempre hay una de cal y otra de arena, en 2001 escribió un estudio que se llamó ¿pueden algunos gays y lesbianas cambiar su orientación sexual? Donde argumentaba que era posible que algunos individuos altamente motivados podrían cambiar su orientación sexual de homosexual a heterosexual. Spitzer indicó que había hecho doscientas entrevistas telefónicas en la que, los encuestados, afirmaban que sus respectivas orientaciones sexuales habían cambiado de homosexual a heterosexual. Spitzer dijo que comenzó su estudio como un excéptico, pero este estudio reveló que el sesenta y seis por ciento de los hombres y el cuarenta y cuatro por ciento de las mujeres  entrevistados habían llegado a lo que, él, llamó un buen funcionamiento heterosexual.
    La APA (American Psychiatric Association) emitió un desmentido oficial de este estudio y señaló que no había sido revisado por expertos y afirmando que no había evidencia científica publicada que apoyase la eficacia de la terapia reparativa como un tratamiento para cambiar la orientación sexual. En 2012 Spitzer rectificó y pidió disculpas y se retractó de su estudio, indicando que estaba de acuerdo con sus críticos.
    En cualquier caso, sin su contribución, hoy estaríamos hablando de otra realidad en la  percepción de la homosexualidad por parte de la Medicina y por ende de la Sociedad.

Sirva este articulo como un humilde homenaje.

Ángel García-Pascual
Voluntario de “Gay-Inform, Línea lesbos, Bi, Trans”